Desde los primeros momentos en nuestra entidad se formó un equipo de trabajo para recopilar y conformar un programa para dar respuesta a la demanda que los asistentes reclamaban, por ello las sesiones semanales de audiciones comentadas sobre las formas y estilos del cante, han sido desde la iniciación de la Tertulia, la manera de formación de los socios. Usando el método clasificatorio y el esquema como técnica, se ha profundizado en el conocimiento de la variedad de la música flamenca, llegando a formar entendidos para desarrollar funciones de jurados en los concursos.

Los coloquios y debates que al final de la audición o audiovisión se establecen, van enriqueciendo los conceptos que sobre el Flamenco se tiene. Al tiempo de realizar sesiones con cantaores y guitarristas en directo para disfrutar aprendiendo a valorar esta peculiar música como algo en evolución, una realidad siempre viva y vigente.

En la primera etapa se conforma un programa de 22 capítulos donde se exponen los cantes por grupo según las características de los estilos. En ese estudio se explicaron: los orígenes y la geografía del flamenco, el romance y su adaptación flamenca, las tonás cantes primarios, las siguiriyas, sus escuelas y sus creadores, las soleares, sus escuelas y sus creadores, y todos los grupos de cantes derivados del fandango regional, como malagueñas, granaínas y cantes mineros, hasta llegar a los fandangos personales que fueron de los últimos surgidos.

Otra segunda fase ha sido dedicada a los grandes intérpretes, con el título Maestros del Cante, donde se han biografiado a los grandes maestros, partiendo de aquellos primeros que alcanzaron a grabar y que tienen registrados suficientes cantes para poder hacer una valoración de su repertorio, es por ello, que la selección comienza por Juan Breva, que es el cantaor más antiguo con un gran valor discográfico, la colección contiene 70 programas de una hora de cante, con su biografía correspondiente. Con todo ello los miembros de la Tertulia, nunca han estado sujetos a los programas desarrollados en su sede social. La importancia que se le ha concedido a unas buenas conferencias, recitales, festivales o concursos programados en otras entidades ha sido suficiente para que todo el grupo se haya desplazado a donde se desarrollara el acontecimiento.